top of page
  • tercerstrikee

El béisbol como la vida

Es una extraña comparación y hasta irreverente, podrían decir algunos, pero el

deporte de las 108 costuras es la fiel calca de como se desarrolla la vida misma,

sabemos que va a acabar, pero no sabemos cómo y cuándo y eso déjame decirte,

querido lector es uno de los atractivos tanto de la vida como del rey de los

deportes; venimos a este mundo sabiendo que tenemos nueve innings y en

algunos casos más para hacer la mejor labor y mantener la pizarra en cero o

bueno con el mínimo daño posible.

Entre rectas, “sliders”, batazos de “foul” y dos que tres “swings” atropellados,

vamos jugando con las circunstancias que la vida nos va lanzando, esperando que

llegue el momento de venir a la caja de bateo con las bases llenas y pegar ese

“grand slam” que nos llenará de gloria y encenderá el júbilo de los asistentes o en

este caso de la familia y amigos que nos acompañan durante este largo

encuentro.

La misión es sencilla y de ahí nace la complejidad; hay que sacar 27 “outs” con el

menor número de lanzamientos posibles y quisiera decirte que cada “out” es más

sencillo que el anterior pero no, todo lo contrario, conforme vamos avanzando la

vida nos va descifrando y va conociendo nuestro repertorio de lanzamientos hasta

que en un buen momento, logra conectarnos y nos hace perder la zona de strike

pero en los momentos de presión y con hombres en todas las bases es donde se

conocen a los verdaderos peloteros y en tales circunstancias solo toca “fajarnos” y

abogar a que nuestro aptitudes y talento nos sacaran sin daño en la entrada.

Con la premisa de que en el béisbol como en la vida; se falla más de lo que se

acierta, somos participes de un montón de errores y desaciertos que nos hacen

aprender y realizar los ajustes necesarios con la esperanza de que vendrá un

turno al bat más y que será ahí donde podamos desquitarnos de esa serpentina

burlona llamada vida y sacarla del parque con un “swing” portentoso.

En palabras del 8 veces ganador de la Serie Mundial, Casey Stengel; “Hay tres

cosas que puede hacer en un juego de béisbol; puedes ganar, puedes perder o

puedes ver llover” y para los malaventurados que somos adeptos a este deporte,

sabemos que la lluvia nunca es una opción, así que tenemos de dos, ganar o

perder, aunque les diré que lo verdaderamente importante en esto, es disfrutar el

juego y compartirlo con nuestro equipo como si fuera el último porque en la vida

como en el béisbol, nadie tiene su lugar asegurado.

44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page